Habitos buenos. lectura

Retomé la buena maña de la lectura.

¿maña?

Es que es algo que acostumbraba y nuevamente acostumbro a hacer casi que en cada momento que tengo libre, sobretodo cuando estoy viajando en camioneta (lo hago casi todos los días), poco antes de dormir, cuando pierdo el sueño en medio de la noche, en la mañana mientras me decido sobre levantarme o no, o cuando se va la luz y no hay nada más que hacer.

Otra cosa que me hizo retomar esta costumbre fue que hace ya como 3 o 4 meses me mudé a una de las casas que dejaron mis abuelos, allí teníamos una buena colección de libros que hace mucho debimos a ver salvado pero que no lo hicimos hasta que nos mudamos allá, no pude salvar todos, descubrí que las “20.000 leguas de viaje submarino” en formato de tomo grande que tenían se perdió, también una de las partes de “Lo que el Viento se llevó”, o era “De aquí a la eternidad”? no recuerdo, muchos de estos libros los perdimos gracias a la colaboración de la grandísimamente terrorífica colmena de larvas que hay en esa casa, sin embargo muchos sobrevivieron.

Una vez separados los que estaban en buen estado de los que no elegí mi primer libro de esta nueva era lectora que comienzo, tomé “La hora 25”, ya le dedicaré un post, luego tomé “El verano del 42” y el “Quinto Jinete”, (no lo he terminado de leer) sin embargo este lote de libros esperará un poco más para ser revisados…

Otro motivo que me dio el triple de impulso para mis hábitos de lector fue descubrir las librerías Sur, creo que ese proyecto lo está financiando el gobierno, y que bien, lo más genial de esta librería aparte de la variedad, porque variedad consigo en cualquier librería e incluso yo tengo dentro del lote que rescatamos, lo mejor como venía diciendo son los precios, sí amigos, los libros están regalados, nuevos, ediciones muy bien cuidadas…

Una vieja amiga, casi hermana, al igual que un pana me venían contandome de las maravillas que se encuentran allí, pero no fue sino hace ya como 3 semanas que me animé a entrar a la aldea de Ocumare donde iba a ser el Centro Comercial Ocumare Cristal, movido por Hamlet que nunca terminé de leer y comprar uno de mis romances favoritos, Romeo y Julieta al igual que otras obras de Shakespeare, (me encanta como Shakespeare da mil vueltas en sus parlamentos para querer decir un par de cositas), me incliné por otro libro:

20.000 leguas de viaje submarino (7,60 Bs. F.)

Quería traer de una vez Hamlet pero mi efectivo era poco y el punto de venta no tenía señal, mientras esperaba que el pana hiciera magia con el punto de venta me encuentro otra serie de maravillas. Recopilaciones hechas por Moteavila Editorial de obras de Teatro de Roman Chalbaud e Isaac Chocrón… me incliné por Chalbaud

Teatro III, Roman Chalbaud (0,80 Bs. F.)

Sí amigos, 800 bolívares de los viejos, bueno, justico lo que podía gastar y me lo compré.

En mi segunda vuelta compré uno de los clásicos de Shakespeare

Hamlet (7, 60 BsF.)

Teatro II, Roman Chalbaud (2,5)

Teatro II, Isaac Chocrón (2,5)

Además me regalaron una revista donde aparece un artículo muy bueno sobre la batalla de Carabobo.

En mi último viaje (hasta los momentos) he comprado.

Romeo y Julieta (7,60)

Una temporada en el infierno (7,60)

El día que me quieras/Acto Cultural de José Ignacio Cabrujas (3,50)

Que tal?

Así que les recomiendo que como yo, hagamos a un lado todo eso de que como es una librería chavista no entraré e inténtenlo para que vean que tomarán un nuevo pero sano vicio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s