SS 34: ¡El umbral entre la vida y la muerte! ¡La batalla en el Inframundo!

Continúa la batalla de las 12 casas en saint Seiya Omega, y este capítulo…estuvo bueno, sí, así con puntos suspensivos, deja material para explotar en capítulos futuros, pero el final de la pelea…mmmm… No me convenció…

Koga y Ryuho llegan a la casa de Cáncer e inmediatamente se encuentran en el paisaje playero, allí los espera Schiller quien inmediatamente asume que fueron ellos quienes elevaron sus cosmos en las casas de Tauro y Géminis.

El Pegaso y el Dragón luego de enterarse del destino de Yuna y de recordar la batalla de Shiryu con Máscara Mortal, asumen que la única forma de salvar a su amiga es derrotando Schiller, así que entre los dos le atacan, sin embargo el cansancio de ambas batallas se hace notar ya que el caballero de cáncer parece no dominar tanto el Dragón Naciente cómo los Meteoros sin problemas, pero Koga crea una estrategia cuando Schiller intenta llevárselo con las Ondas infernales, y es llevarlo a el también al mundo de los muertos.

Una vez en el Meikai, casi que de inmediato Koga siente como la naturaleza de su cosmos despierta y quiere dominar su cuerpo, sin embargo el caballero reacciona tan rápido como puede, Schiller le hace frente rápidamente y sin mucha espera ataca a Koga sin descanso y una vez más parece sentir el despertar de su cosmo oscuro, en ese momento Cáncer cuenta el motivo por el que decidió ser caballero, básicamente es porque ve que quienes tienen el rango caballeros dorados son casi inmortales, además de que ahora Marte le ha ofrecido robar el cosmos de aquellos son débiles de voluntad así a Schiller lo terminaría absorbiendo y se aseguraría una vida eterna.

 No pasa mucho tiempo para que Yuna quien venía perdiendo la razón ante tanto muerto y bicho feo vagando por doquier encuentre a Koga, este le comenta que ahora están en el inframundo, por lo tanto estas personas que andan vagando por ahí son aquellos a los que Marte ha asesinado, así que Yuna asume la posibilidad de encontrar a Aria allí así que el caballero de Cáncer explica que ella fue enviada a un lugar más profundo que la entrada del mundo de los muertos y será imposible sacarla de allí, esto fue un castigo por desobedecer a Marte,y que lo mejor era que le hiciera caso dócilmente.

En ese momento el cosmos oscuro de Koga comienza a despertar y la pelea continúa entre el y Schiller…

Tanto el caballero de Cáncer como a Ryuho, Marte y Yuna están sorprendidos por el gran cosmos oscuros que despliega Koga, el guardián de la cuarta casa no hace más que evitar sus ataques, pero finalmente Yuna es quien lo hace volver en sí hablándole sobre Aria y lo poco que le agradaría que se dejara llevar por la oscuridad.

Al ver la determinación y el poder de Koga, Schiller se da cuenta de que podía morir sí el caballero Pegaso lo alcanzaba así que decide matarlo antes de el acabe con el, Yuna al escucharlo saca fuerzas de donde ni tiene para enfrentarlo y evitar la muerte de su amigo, mientras el caballero dorado utiliza la que parece ser una de sus técnicas más poderosas, el Réquiem del inframundo, la caballero del Águila recibe el ataque pero aún así se logra levantar, allí comienza el despertar de su séptimo sentido.

La actitud de Yuna cambia y Cáncer se adelanta al ataque utilizando su mejor carta, La danza de los espíritus del inframundo, mientras la chica del Águila contesta con su propia técnica la cual supera a Schiller quien con el impacto cae en lo que parecen las lavas de un volcán… Derrotado el caballero de Cáncer, Yuna y Koga vuelven a aparecer en la casa de Cáncer donde encuentran a Ryuho, con quien continuarán el camino a través de las doce casas…

Sobre el capítulo…

La historia sigue con bien pie, el capítulo fue bastante entretenido sin embargo tengo un problema y es el despertar del séptimo sentido en Yuna, el asunto es que lo despertó sin mucha esfuerzo en comparación con sus otros dos compañeros, ella prácticamente lo despertó y ya!

Koga seguía un poco con la culpa de la muerte de aria, además de lo frustrantemente fuerte que resultó Harbinger, aunado al hecho de que el se tiró al suelo casi que para darse por vencido mientras que sus amigos sin importar el daño que recibían no dejaban de levantarse una y otra vez.

Por su lado Ryuho también se las vio fuertes ante esta mujer que no dejaba de atacarlo de manera psicológica, finalmente pierde sus cinco sentidos y despierta el séptimo al ponerse en los pies de su padre, mientras que con Yuna me parece que fue más fácil, ella la pasó más en la entrada al inframundo, ok el trauma de las personas muertes, sí no es fácil, pero no la vi al borde realmente de la derrota o ante la reflexión para ahora sí despertar….

Aunque por otro lado ella fue una de las que se vio más afectada por la muerte de Aria, tal vez el considerar realmente la muerte de Koga le hace despertar, el no querer perder nuevamente a alguien cercano, además de que ahora sabe que puede recuperar las vidas de los caídos en Palestra…

Yuna, aunque me pareció por momentos un poco flojo los motivos de su despertar sí termina destacando en el capitulo, aunque no me molestaba la idea de que Koga terminara la pelea gracias a un ataque de locura por la oscuridad me gusto que Yuna no se paralizara cómo todos los demás y que a pesar del riesgo se arriesgará a detenerlo, además de que regreso la Yuna decidida que me gustó en varios capítulos… Y ahora a ver quien tomará la batuta en la próxima pelea, parece que el turno es para Edén…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s