Memnoch, El Diablo, Las Crónicas Vampíricas de Anne Rice V

Hasta que terminé el quinto libro de estas crónicas vampíricas escritas por la gran Anne Rice, para comenzar debo decir que a medida que avanzaba la historia me fui dando cuenta que estaba ante una historia excepcional, es realmente genial lo grande que es este libro, donde por supuesto Lestat de Lioncourt es el protagonista aunque en realidad sea Memnoch quien se termina robando el espectáculo, pero mejor ya les voy echando el cuento…

En este nuevo capítulo dentro de la vida de Lestat el Vampiro nos encontramos con que ya no está junto a sus otros dos pupilos, David y Louis cómo lo dejamos al terminar El Ladrón de Cuerpos, nuestro viejo amigo se sigue alimentando de peculiares víctimas pero ya lleva más da un año persiguiendo a alguien que le ha llamado la atención, un gangster llamado Roger, uno de los más grande traficantes de drogas, mafioso, asesino a sangre fría, un obseso de la belleza que una obra de arte puede ofrecer, con una fijación hacia las figuras religiosas sobretodo de gran antigüedad y finalmente padre de una mujer que es telepredicadora, una mujer totalmente entregada a difundir la palabra de Dios, una mujer que basta escuchar como prédica para convencerte, casi una santa en vida; esta historia trae fascinado a nuestro prota quien ha dado ya bastantes largas para secar el cuerpo de Roger, y esto es por no querer lastimar a Dora, (la hija) quien debo acotar, dejó de recibir regalos de su padre luego de saber a que se dedicaba él en realidad.

Lestat pide a David un encuentro en parte para hablarle sobre la fijación con esta presa, tal vez esperando que él lo terminé de empujar al cuello de Roger lo que de una u otra forma termina haciendo incluso antes de lo planeado, y por otro lado para comentarle sobre este otro asunto que le viene molestando desde hace algún tiempo, incluso un tiempo antes de que comenzara a ir tras Roger, algo lo está siguiendo, es una “cosa”a la que le tiene mucho miedo, pero antes de contarle sobre ese ser Lestat debe recordarle una conversación a David que tuvieron antes de hacer los cambios de cuerpo, aquella anécdota del café de París donde escucho la charla entre Dios y el Diablo, esa visión que entonces tuvo, algo similar sucede con Lestat, pero este ser se deja ver por momentos, o deja colar fragmentos de conversaciones con alguien más, y luego termina tirado en el suelo con una extraña sensación de embriaguez por así llamarlo, Por momentos parece que guardan relación Roger y este ser ya que luego comenzó a sentir su presencia casualmente en las noches que espiaba al mafioso, o a su hija.

Este ser es nada mas y nada menos que Memnoch, éste es el verdadero nombre del Arcángel al que finalmente le asignaron velar por el mundo de las tinieblas, nuestro conocido Diablo, quien más adelante en la historia revela que tiene tiempo siguiendo los pasos de Lestat a quien le tiene una interesante propuesta, ser su mano derecha, en su lucha contra Dios la cual asegura estar ganando, trabajo que no le obligará a realizar, el confía que obtendrá el apoyo del poderoso vampiro tan solo mostrando como son las cosas en realidad desde el inició de los tiempos…

Hasta ahí hablo sobre el libro el cual de principio a fin me mantuvo interesado en lo que seguia y en lo que había sucedido, en particular no soy una persona conocedora de la Biblia, jamás la he leído, pero ésta historia despertó esa curiosidad en mi para tener un punto de comparación, desde mi punto de vista uno de los puntos fuertes es la visión que da la autora sobre la biblia, cómo poco a poco el mundo fue evolucionando desde la perspectiva de Memnoch, descubrir quien es este ser en realidad y cómo se crea el mito que conocemos de él, el buscar crear cierta simpatía con Memnoch y darnos motivos que justifiquen la imagen que se tiene de él, además de buscar hacernos ver el por qué Dios según Memnoch, está equivocado, o considera que está siendo injusto con los seres vivos. Me parece realmente interesante además de poseer tantos detalles entorno a lo que cuenta, referencias históricas, se refuerza algo más la mitología vampírica que Anne Rice nos ha estado vendiendo, simplemente no tiene desperdicio…

Si se preguntan sobre la necesidad de ver los libros anteriores antes de leer este punto de la historia, Mmm, sí y no, es decir, No, porque cada vez que Lestat cree necesario explica un poco sobre los personajes y correos acontecimientos narrados en los otros libros, a su vez digo que sí porque aseguro que así disfrutarán mucho más este capítulo de las crónicas vampíricas…

Sobre los personajes, nos encontramos con David nuevamente, Louis, Armand, Mael, y Maharet, sabemos de Jesse, nos enteramos que no se sabe nada de Mekare, Aaron Lightner está muerto, aunque creo que eso ya se había relatado en El Ladrón de Cuerpos y… Creo que no mencionan a nadie más ^^

Ahora y para terminar, no tiene desperdicio este libro, no me cabe duda, aunque el Ladrón de Cuerpos me pareció muy bien tratado, éste, señoras y señores es un caso aparte, muy, muy, muy bueno, así que no lo duden a la hora de leerlo, eso sí, el Libro será más grato si hemos leído los anteriores…

Disfrútenlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s