Ghost in the shell (2017)

Otro gran y esperado día llegó… Hace unos cuantos meses en realidad, pero no fue sino hasta hace poco cuando llegó para mi. La adaptación cinematográfica con actores reales de la emblemática obra de Masamune Shirow que se convirtió en uno de los grandes clásicos del anime nacidos durante la última década del siglo XX finalmente vio luz y la cosa estuvo así.

En GITS conócemos a la Mayor Kusanagi, una androide perteneciente al equipo de operaciones de la sección 9 a quien le fue asignada la misión de detener a un hacker detrás de la mente de un importante científico. La misión por poco falla, pero de cualquier manera este resulta ser el inicio de una serie de ataques a una serie de científicos especialistas en campos relacionados con la inteligencia artificial y que a su vez se ven cada vez más ligados a la compañía que la creó.

En un mundo donde la tecnología parece una extensión de la humanidad y por ende ambos lados parecen caminar a través de una delgada línea de separación, androides y humanos conviven en un mundo donde los avances en la rama de la inteligencia artificial da pasos agigantados, ahí nos situamos con la Mayor quien en medio de su día a día resolviendo casos junto al equipo de la sección 9 no deja de cuestionarse ¿Quien es ella? O ¿Qué es ella? ¿En donde y cómo se rompe esa delgada línea entre su ser y el humano común? Estas preguntas entre otras las irá resolviendo mientras da caza a quien sea que se encuentre atacando a los científicos

El denso clásico del anime noventero finalmente es llevado a Hollywood con resultados nada decepcionantes en mi opinión. La ciudad en donde transcurren las historias de la Mayor Makoto Kusanagi es llevada a la realidad, aunque parte de esa realidad es producto del trabajo en cromas y por tanto el compositing en postproducción, pero bueh, detalles, detalles. De cualquier manera allí lo vemos y eso se aplaude. El momento en el que más me veo en todo aquello que este mítico animado nos sumergió es durante la secuencia cuando Kusanagi persigue y pelea contra el trabajador del aseo urbano. ¡Uf! Sinceramente ¡Qué emoción!

La reproducción de los personajes dice presente con la mayor fidelidad posible, el multicultural cast que presenta la animación también lo persigue el film y plantea su interacción de una manera que lo hace aún más interesante, y con esto me refiero muy en específico al apartado de la lengua y cómo esta variedad a nivel de idioma interactuaba. Junto a eso está la fidelidad en la representación de los personajes que si no es exacta como seguro algunos intensos seguidores esperaban, se nota el esfuerzo por tener presente a los personajes con sus características físicas y no sólo por el hecho de que estos porten el nombre que es lo que se suele hacer.

Ahora, lo que muchos temían, el argumento principal y secundario, así como la manera de relatar la historia pasan el filtro que hay entre la forma de hacer cine en Japón y hacerlo en Estados Unidos? Creo que se logra un buen balance. GitS no es una historia de acción que transcurre en un futuro donde la tecnología está superando a la humanidad y punto. Es la constante búsqueda de la Mayor por comprender el ¿quien soy o qué soy? ¿Qué la diferencia de un ser humano cuando las diferencias físicas son imperceptibles? Detrás de las investigaciones asignadas a la Sección 9 esta termina siendo la columna vertebral sobre la que realmente camina GITS.

Ahora, ¿está presente en la película? Sí lo está, de principio a fin, no con el mismo compás que dicta la primera versión animada, pero está allí. Esos largos y reflexivos planos sobre el mundo en donde se encuentran y que persiguen esa reflexiva persecución del “yo” no los veremos, o al menos no de la misma manera, frecuencia y duración, pero hay unos contados. Pero en general, esa búsqueda interior, esa necesidad de comprensión sigue siendo pilar en esta producción acompañada con mayores dosis de acción, creo que la dirección buscó realmente un balance entre los dos estilos de publicó y por lo tanto de cine porque es innegable que el espectador promedio de ambas regiones están acostumbrados a ciertos ritmos en la narración. GITS (2017) apunta a su mercado principal sin olvidar del todo de donde viene y que este público estará presente.

En líneas generales creo que esta película es una muy buena adaptación de un clásico animado de culto. Salvo algunos momentos icónicos no es un intento de reproducción cuadro por cuadro. Tiene sus fallos, la original también los tiene, pero aún así cumple muy bien con su trabajo. Así que GITS para mi pasa la prueba, espero se dejen a un lado las intensidades y disfruten de esta película tanto como yo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s