Archivo de la etiqueta: william shakespeare

Hasta que finalmente vi… Romeo X Juliet

Romeo y Julieta de William Shakespeare probablemente es la obra teatral que más he leído, estoy casi que complemente seguro de eso, de niño he tenido un gran interés por la lectura y uno de los primeros libros a los que le eché el ojo fue a este tan mencionada historia sobre los amantes que no deben estar juntos, luego comienza la experiencia teatral siempre con esta obra como referencia que de vez en cuando fue mencionada, luego participando en una especie de adaptación a la misma donde se confabulaban personajes de otras famosas historias de grandes autores clásicos, años más tarde me tocó retomar la obra de Shakespeare para ver si me hacía con el papel del protagonista lo que conseguí ^o^… en vano, por asuntos personales no sólo de mi parte sino de los otros integrantes del grupo tuvimos que desistir con el nuevo proyecto, pero esa experiencia me enseñó qué, si Shakespeare no es nada fácil así que tuve que leer, analizar, re-leer, re-analizar, estudiar y bueno echar un poquito de cabeza hace ya unos 10 año, o más?¿?¿? para realmente saber la intención detrás de cada linea. Hace unos años se anuncia la adaptación en anime de este clásico que ya me conocía bastante bien y aunque desde su salida tengo la serie completa en mis manos hace un par de semanas fue que finalmente la vi completa y aquí voy con mi reseña a Romeo x Juliet, Para comenzar aclaro algo que vengo señalando desde hace poco tiempo para acá, esta es una historia basada en la obra original, es decir, no es un calco, está lejos de serlo, tiene muchas diferencias.

Seguir leyendo Hasta que finalmente vi… Romeo X Juliet

Anuncios

Habitos buenos. lectura

Retomé la buena maña de la lectura.

¿maña?

Es que es algo que acostumbraba y nuevamente acostumbro a hacer casi que en cada momento que tengo libre, sobretodo cuando estoy viajando en camioneta (lo hago casi todos los días), poco antes de dormir, cuando pierdo el sueño en medio de la noche, en la mañana mientras me decido sobre levantarme o no, o cuando se va la luz y no hay nada más que hacer.

Otra cosa que me hizo retomar esta costumbre fue que hace ya como 3 o 4 meses me mudé a una de las casas que dejaron mis abuelos, allí teníamos una buena colección de libros que hace mucho debimos a ver salvado pero que no lo hicimos hasta que nos mudamos allá, no pude salvar todos, descubrí que las “20.000 leguas de viaje submarino” en formato de tomo grande que tenían se perdió, también una de las partes de “Lo que el Viento se llevó”, o era “De aquí a la eternidad”? no recuerdo, muchos de estos libros los perdimos gracias a la colaboración de la grandísimamente terrorífica colmena de larvas que hay en esa casa, sin embargo muchos sobrevivieron.

Una vez separados los que estaban en buen estado de los que no elegí mi primer libro de esta nueva era lectora que comienzo, tomé “La hora 25”, ya le dedicaré un post, luego tomé “El verano del 42” y el “Quinto Jinete”, (no lo he terminado de leer) sin embargo este lote de libros esperará un poco más para ser revisados…

Otro motivo que me dio el triple de impulso para mis hábitos de lector fue descubrir las librerías Sur, creo que ese proyecto lo está financiando el gobierno, y que bien, lo más genial de esta librería aparte de la variedad, porque variedad consigo en cualquier librería e incluso yo tengo dentro del lote que rescatamos, lo mejor como venía diciendo son los precios, sí amigos, los libros están regalados, nuevos, ediciones muy bien cuidadas…

Una vieja amiga, casi hermana, al igual que un pana me venían contandome de las maravillas que se encuentran allí, pero no fue sino hace ya como 3 semanas que me animé a entrar a la aldea de Ocumare donde iba a ser el Centro Comercial Ocumare Cristal, movido por Hamlet que nunca terminé de leer y comprar uno de mis romances favoritos, Romeo y Julieta al igual que otras obras de Shakespeare, (me encanta como Shakespeare da mil vueltas en sus parlamentos para querer decir un par de cositas), me incliné por otro libro:

Seguir leyendo Habitos buenos. lectura